Os traemos la reflexión tras la entrevista que le hicimos a Javier Mera de Link Capital Investment, en Team Escénicos pensamos qué si queremos saber algo, solo hay que preguntarlo. Nuestro agradecimiento por su tiempo y su cercanía.

 La curiosidad no ha matado a tantos gatos como nos cuentan. Si quieres saber algo, lo mejor es acercarse a alguien que lo sepa y preguntar. Si encima, cuando preguntas, escuchas, tienes ya asegurado que no te coma nadie.

Un cliente que tenemos, es un emprendedor. Tiene su propia empresa con base en Singapur, está metido en una Startup en Barcelona y es experto en el sector logístico marítimo. Uno de sus objetivos actuales es convertirse en inversor de startups que apuesten por digitalizar el sector logístico. Siente que la evolución e innovación de ese sector es necesaria, indispensable e inminente y pretende encontrar alguna oportunidad de negocio convirtiéndose en inversor. 

Para poderle entender mejor y darle herramientas para comunicar y organizar mejor su discurso me gusta conocer el background de mis clientes. En mi día a día tomo pocos cafés con inversores. Tengo contactos artistas, pero también algún que otro bastante influyente, pero ninguno es inversor. Así que me puse a buscar por LinkedIn la palabra inversor. Por contactos comunes, por afinidad, por algoritmos imposibles de Linkedin me apareció el siguiente nombre: Javier Mera González. Socio y director de una empresa de inversores llamada Link Capital investment. 

Básicamente le expliqué lo que os he contado en los primeros dos párrafos y le pedí una entrevista en persona. ¿Su respuesta? Sin problema, me dio cita para el lunes de la semana siguiente. Así de fácil. Cuando llegué me atendieron amablemente, me dieron agua de una botella con el logo de marca, que me pareció un detalle muy simpático, y me dieron agua servida en copa. 

Hasta que pasan los minutos y la otra persona se da cuenta que sólo vengo a hacer lo que he dicho que venía a hacer, una entrevista.

Durante la entrevista, estábamos sentados cada uno en un sofá. Javier Mera fue cambiando de postura, cruzando piernas, descruzándolas, hasta que acabó recostado en la otra parte del sofá mostrándose muy cómodo. Creo que podríamos haber seguido charlando durante horas, pero al final lo dejamos en 1 hora. Que ya es mucho tiempo regalado a un completo desconocido. Me encanta observar el proceso por el cual el entrevistado pasa físicamente de mostrar signos de duda, tipo ¿Qué querrá esta persona que me pregunta cosas sobre inversión? Cómo si al principio todos estamos un poco a la defensiva pensando: ¿Me va a vender algo este Joaquín de Team Escénicos?, hasta que pasan los minutos y la otra persona se da cuenta que sólo vengo a hacer lo que he dicho que venía a hacer, una entrevista.

¿Por qué invierten en startups cuando sólo el 1 por ciento, si cabe, acaban siendo rentables?

Las startups están bien vistas, el emprendimiento está en auge mediático, y para muchas grandes empresas reservar una parte de su capital de inversiones para startups les sale rentable

Javier Mera me comentó que en parte se debe a una mejora de la imagen de marca. Las startups están bien vistas, el emprendimiento está en auge mediático, y para muchas grandes empresas reservar una parte de su capital de inversiones para startups les sale rentable. Por otro lado está el tema que algunas de estas startups pueden aumentar su valor cómo ningún fondo de inversiones puede. Una startups que pegue un boom como hizo Glovo puede conseguir multiplicar los beneficios por muchos números. Por tanto, si invierten en muchas startups, con que sólo una de ellas pegue el boom, la inversión y las perdidas del resto de startups ya les saldrá más que rentable. 

Otro punto del que hablamos fue de los coworkings. desde hace tiempo cuando veo grandes coworkings con instalaciones gigantescas y que surgen casi de la nada tenía el temor que algo oscuro podía que haber detrás. Javier Mera me calmó y dijo que considera que el negocio de coworkings es realmente rentable. Si lo pensamos suelen ser espacios muy diáfanos con una estructura arquitectónica flexible. Por lo que si el coworking no acaba de funcionar, la inversión que se ha realizado en mejorar el edificio puede rentabilizarse y transformarse en oficinas de cualquier tipo.

En los estados Unidos el 46% de los trabajadores son freelancers, (Fuente: Alberto Cairo en su conferencia sobre gráficos en los Premios Princesa de Girona) similar a nuestros autónomos. El mercado parece estar yendo en esa dirección. Muchos trabajamos por proyectos y colaboramos con múltiples empresas, por lo que estructuras como los coworking están en auge en las grandes ciudades. 

¿Cómo debe mostrarse un inversor, que cualidad debe transmitir?

Esta pregunta era muy importante para mí, ya que quiero reforzar en mi cliente aquellas cualidades que le ayuden a captar a startups potentes.

Confianza. Lo fundamental es que transmita confianza, no solo físicamente, que también,  sino confianza en su expertise, tiene que demostrar que conoce perfectamente el sector del que habla. Un inversor de startups no solo suelta un cheque en blanco. Hay muchos modelos distintos, pero el que mi cliente está interesado es en formar parte del equipo y poder aportar y mentorizar a las startups con su experiencia. 

Al transmitirle esto a Javier, me dio el siguiente consejo. Implicarse de lleno es positivo, aunque con la siguiente anotación. No puedes implicarte a demasiados proyectos simultáneos. La velocidad y el “involvment” con la que trabajan dentro de una startup es muy intenso. Por consiguiente, si colaboras con demasiadas startups simultáneas acabarás por no ser capaz de mentorizarlos correctamente y se te escapará de las manos. 

¿Como podemos transmitir confianza? A un nivel más profundo creo que la confianza consiste en asimilar como propio el aire que respiramos. En ser capaces de formar parte del espacio en el que estamos. De no querer estar en otro lugar, se trata de sentirnos seguro de nuestro conocimiento y poderlo compartir con pericia, generosidad y sin apabullar.

A un nivel más profundo creo que la confianza consiste en asimilar como propio el aire que respiramos.

Así que si decides invertir, no inviertas en más de 3 si estás decidido a formar parte del equipo y lo que deseas en mentorizar. Si únicamente quieres aportar capital ya es otro tema. 

¿Has pensado en convertirte en inversor? ¿O buscas inversores? Cuéntanos